• Inicio
  • Padre, Doctor y Apóstol

Padre, Doctor y Apóstol

Juan Eudes amaba intensamente a Jesús y Maria, A ellos les hablaba así: "Yo no deseo sino amarte, Jesús. Tú eres el mayor de mis amigos, eres mi solo y único amigo, mi hermano, mi padre, mi esposo, mi cabeza. Tú eres todo para mí, y yo quiero serlo todo para ti".

Otro tanto decía cuando se refería a Maria. En razón de este amor intenso y sincero, no quiso que la devoción al Sagrado Corazón de Jesús y María fuera una devoción particular, personal.

El sentía que celebrar el amor de Dios en Jesús y Maria era algo tan trascendental, tan significativo para la Iglesia, tan lleno de contenido teológico, que le dio estructura litúrgica. De esta forma toda la Iglesia universal acogió esta devoción cuya iniciativa se debe al apasiona do Juan, quien primero la celebró en la intimidad de sus seminarios. Fue en la catedral de Autun donde primero se celebró como liturgia católica el 8 de febrero de 1.648, la fiesta del Corazón de María.

En 1.670, Juan Eudes compuso el oficio del Corazón de Jesús y podía celebrar la fiesta ya aprobada por la Iglesia. Primero fue el profeta del Corazón de María y de esta devoción va a entender y a desprender la del Corazón de Jesús.

Es precisamente en 1.672, un 20 de Octubre, cuando celebra por vez primera en forma litúrgica la fiesta del Corazón de Jesús.

El papa León XIII reconoce en 1.903 que "Juan Eudes es el autor del culto litúrgico de los corazones de Jesús y de María", y Pío X en el decreto de beatificación dice que: "Juan Eudes abrasado en un gran amor hacia los sagrados Corazones de Jesús y de María, fue no sin inspiración de Dios, el primero que pensó en rendir a ellos un culto litúrgico". Más tarde Pío XI en la bula de canonización se expresa así: "En lo que brilló el celo de Juan Eudes, fue en promover la saludable devoción a los sagrados corazones de Jesús y de María a los que él, no sin inspiración divina, pensó primero que todos, en rendir culto litúrgico... su obra en la propagación de este culto, del que él es el padre, doctor y apóstol, excitó el odio implacable de los jansenistas".

Contáctenos

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.